Portaaviones del futuro

Los últimos diez meses, el portaaviones Charles De Gaulle ha permanecido en un dique seco del puerto de Toulon para afrontar los desafíos militares del futuro. En este tiempo ha sido desmantelado por completo, pero aún tiene por delante la segunda fase del trabajo. Durante los próximos ocho meses, la prioridad será adaptar y modernizar el submarino nuclear para los desafíos navales del siglo XXI y posicionarlo entre la élite mundial. Para ello tienen por delante la renovación completa del centro de información de combate, el centro neurálgico del barco, el reemplazamiento de los radares, los sistemas de aterrizaje y de catapulta, y las nuevas configuraciones de los hangares del ultramoderno caza Rafale. Nos reunimos con expertos militares, ingenieros, pilotos y funcionarios del sector de defensa que nos revelan cómo has sido los trabajos para que el Charles de Gaulle siga siendo el símbolo del poderío militar francés durante las próximas décadas.

Ver más información de este programa

compártelo en: