Las crónicas de Hitler: Ep.1. De 1889 a 1929

Después de una infancia tranquila en Austria, el joven Adolf Hitler se encontró con una serie de problemas que lo llevaron a recurrir a comedores de indigentes para comer. Solo después de la temprana muerte de sus padres y de la consiguiente herencia, Hitler logra hacer algo parecido a una vida normal en Munich. Después de la Primera Guerra Mundial, Hitler se afilia al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP) como informante de la policía, pero no tarda en asumir un papel destacado con la idea de modernizar el partido. Admirador de la “Marcha sobre Roma” de Mussolini, Hitler protagoniza un golpe de estado fallido en 1923. Durante su año en prisión escribe Mein Kampf y a su salida restituye el NSDAP, si bien en los años veinte el país no comulga aún con el nacionalismo.

Ver más información de este programa

compártelo en: