12 de marzo de 2019

Internet cumple 30 años y su creador se pronuncia

Se cumplen 30 años desde la aparición de la World Wide Web, o red informática mundial, gracias al físico y especialista en ciencias de la informática Tim Berners-Lee, conocido como el padre de este sistema de distribución de documentos de hipertexto o hipermedia interconectados y accesibles vía Internet. En noviembre de 1989, estableció la primera comunicación entre un cliente y un servidor usando el protocolo HTTP. Hoy, su “red” ha conseguido que el 85% de la población esté conectada solo en nuestro país, mientras que un 60% utiliza las redes sociales cada mes, según cifras emitidas el último año.

Este dato es importante, sobre todo si tenemos en cuenta las últimas declaraciones del informático con motivo del aniversario de su creación. Berners-Lee ha aludido a la mala utilización de Internet y ha hecho un llamamiento al sentido de la responsabilidad de los usuarios: “si no nos esforzamos en construir una mejor Web hoy, entonces no digamos que la Web nos ha fallado, porque seremos nosotros los que le habremos fallado a la Web”.

Concebida para crear oportunidades, dar voz a grupos minoritarios y, en definitiva, hacer más fáciles nuestras vidas, también a dado pie a la piratería, los ciberataques de y hacia Estados (de mayor alcance que las bombas atómicas), el ciberacoso y todo tipo de comportamientos criminales en línea sin siquiera contar con la ‘Deep Web’.

Tendencias que crean “incentivos perversos”, como el clickbait o el “ciberanzuelo” también preocupan a Berners-Lee, ya que nos conducen directamente a problemáticas de mayor envergadura, como la generación de ingresos a través de noticias falsas o el uso de los datos de los usuarios como una mercancía a comprar y vender, que da lugar al eterno debate sobre privacidad y seguridad.

El creador de Internet considera que “el uso de esos datos con fines políticos debería simplemente estar prohibido”. También ha aprovechado para criticar tajantemente a la Administración Trump y un uso ilícito de las redes sociales durante las elecciones presidenciales de 2016 que implicaba a Rusia… ¿Cuál es el límite de las regulaciones? ¿Tienen los usuarios el control? Si lo tienen, ¿hay que restringirlo? Y si no, ¿hay que devolvérselo?

Fuente: EFE

-->