15 de octubre de 2018

#MeToo, las mujeres toman la palabra

Hace apenas un año, después de muchas décadas de silencio, las mujeres en Hollywood comenzaron a hablar sobre el acoso sexual y las agresiones sexuales. Alto y claro. Y por fin su voz comenzó a ser escuchada bajo un sencillo hashtag: #MeToo.

El productor todopoderoso en la Meca del cine, Harvey Weinstein escondía un secreto a voces. Durante más de tres décadas, decenas de mujeres, tanto actrices como colaboradoras del magnate, famosas y anónimas, habían sufrido abusos sexuales por parte del productor. Todas ellas eran víctimas silenciadas por el propio sistema, por el miedo a no ser creídas, o a no volver a trabajar nunca más en la industria cinematográfica.

Finalmente, The New York Times, una de las cabeceras más prestigiosas del mundo hacía público el 5 de octubre de 2017 uno de los mayores escándalos de agresiones sexuales de los últimos tiempos, acusando directamente a Harvey Weinstein. El efecto que provocó esta publicación no se hizo esperar.

El 15 de octubre de 2017, y en pleno huracán informativo, la actriz Alissa Milano publicó un tuit en el que invitaba a todas las mujeres que hubiesen sufrido algún tipo de acoso o agresión sexual, que contestaran a ese tuit con el hashtag #MeToo. Con ello pretendía sensibilizar a la sociedad sobre la magnitud de este problema. La actriz recuperaba el lema “Me Too” de un movimiento iniciado en 2006 por la activista estadounidense de los derechos humanos Tamara Burke, que ha luchado desde entonces contra los abusos sexuales.

Este hashtag se hizo viral rápidamente y las mujeres pasaron a la acción. Comenzó un movimiento que ha hecho temblar a todos los sectores de la sociedad en gran parte del mundo. Las víctimas de acoso y agresión sexual decidieron contar sus historias, dejaron de sentirse avergonzadas por ser víctimas.

 

#MeToo inundó las redes y los informativos de todo el mundo. Comenzaron a saltar a primera página el nombre de actores famosos como Kevin Spacey, Ben Affleck, Dustin Hoffman o Morgan Freeman, otros relacionados con el mundo de la cultura como el fotógrafo Mario Testino e incluso políticos como el mismísimo Donald Trump. En 24 horas llegó a ser tendencia mundial con más de 10 millones de entradas.

Más allá de ser un evento pasajero, este movimiento sigue muy vivo. y durante estos últimos 12 meses ha impulsado grandes iniciativas no solo como denuncia de abusos sexuales (contra mujeres y hombres, no hay que olvidar que ellos también son víctimas) sino también para denunciar otros aspectos en los que las mujeres siguen sufriendo grandes desigualdades, dando pie a la creación de otros movimientos como Time´s Up.

#MeToo ha sacudido conciencias y se ha convertido en toda una revolución social. Incluso la revista Time nombró al movimiento y a su lema #MeToo personaje del año, destacando el valor de los “rompedores de silencio”, que “abarcan todas las razas, todas las clases sociales, todas las ocupaciones y prácticamente todos los rincones del mundo”.

Sin embargo, #MeToo no ha sido capaz de llegar a todas partes ni de enamorar a todos. A Bollywood ha llegado con casi un año de retraso, y en muchos países significa poco o nada, y en Francia también tiene sus detractores como la actriz Catherine Deneuve y otras cien mujeres de la cultura francesa que han denunciado el totalitarismo del #MeToo. Incluso casos como el polémico nombramiento del actual juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos Brett Kavanaugh, en medio de una polémica acusación por abusos sexuales, indican que todavía queda mucho por hacer.

¡No olvides que el próximo domingo 28 de octubre a las 22:30 llega a Odisea el estreno exclusivo del documental ‘El escándalo Harvey Weinstein’! Te esperamos.

Y tú, ¿estás a favor o en contra de este movimiento?

Fuentes: metoomvmt.org / elmundo.es / elpais.com / nytimes.com

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,