11 de febrero de 2020

El amor: una droga que no perjudica la salud

¿Qué es el amor? ¿Qué vivimos cuando nos enamoramos? ¿Podemos controlar estas emociones? ¡No te preocupes si no sabes todo lo que se esconde detrás del amor! La neurociencia tiene la respuesta.

Estudios revelan lo que nuestro cerebro experimenta cuando nos enamoramos de una persona. El campo de la ciencia especializado en ello te ayuda a que le pongas nombre a ese huracán de sensaciones.

Y si de algo estamos seguros, como nos ha enseñado el cine o la literatura, es del lado fascinante del amor y del estado placentero en el que te encuentras cuando lo experimentas.

Cuando nos enamoramos, neurocientíficos han descubierto, que este estado emocional puede ser muy similar al que experimentamos cuando consumimos drogas; el amor hace que tengamos esa sensación de adicción, desencadenando una dependencia hacia esa persona. Nuestro cerebro empieza a segregar sustancias que producen un estado de éxtasis cuando nos encontramos en esta situación. Todo ello suele suceder de manera espontánea sin que nosotros podamos controlarlo.

Oxitocina, serotonina y dopamina son las sustancias encargadas de que nuestras neuronas puedan comunicarse en nuestro cerebro. Seguro que en muchas ocasiones te has preguntado porqué actúas diferente cuando estás con la persona que quieres. ¡Es algo muy sencillo! Perdemos el equilibrio químico y las partículas inundan nuestro cerebro, generando estas u otras consecuencias que se expresan en nuestro cuerpo en forma de emociones o sensaciones. El simple hecho de mirarse a los ojos hace que los niveles, como el de la oxitocina, se eleven. En la mayoría de las ocasiones, esta sustancia aparece momentáneamente cuando tenemos relaciones de amistad, protegemos a otra persona o en sutuaciones de intimidad.

Pero, ¿por qué vivimos un estado de bienestar cuando estamos enamorados? En esta ocasión será la dopamina la que genere la sensación de euforia. Estos cambios que experimentamos repentinamente se asemejan al efecto que producen los estupefacientes en nuestro cerebro. Es por esta razón que nuestro cuerpo nos pide en otras ocasiones similares que intentemos repetir esta experiencia cuando se inunda de estas emociones y dejamos de tenerlas.

El sistema límbico es el responsable de nuestras emociones, por el cual nos orientamos a la hora de actuar. Gracias a él podemos sentir el placer, pero también otras emociones negativas como el dolor.

Las drogas inundan esta parte del cerebro creando un estado de bienestar falso, que no perdura. En cambio, nuestro sistema nervioso es alterado de la misma forma cuando aparece el sentimiento de enamoramiento. ¡Pero un dato que seguro que ya sabías es que el amor no perjudica la salud!

Cuando nos separamos de la persona que amamos sufrimos un síndrome de abstinencia; no mentimos cuando decimos que el amor es adictivo, y cuando estamos cerca de esa persona, por medio de las sustancias químicas que aparecen, generamos una sensación de placer o recompensa.

El ejemplo al que recurrimos es como cuando utilizamos nuestra imaginación para ensayar mentalmente como sería estar con esa persona, predecimos qué emociones sentiríamos si se hiciese realidad. Cuando dejamos una relación pasamos un duelo y, en esta ocasión, nos resulta difícil llegar al estado bienestar mencionado antes. Esto sucede cuando no podemos responder a lo que nuestro cerebro pide.

Nuestro cuerpo es muy sabio y quiere repetir las sensaciones que ha vivido durante el tiempo que ha estado enamorado. Después llega el proceso de asimilación y es en este momento cuando crea una costumbre, la cual hace que nuestro cerebro se acomode cuando estamos en una relación, creando un equilibro químico. Por este motivo, al empezar una relación, viajamos por nuevas sensaciones que luego se acaban acomodando en nuestro cerebro.

Gracias a esta explicación aportada por la neurociencia podemos interpretar el amor y saber lo que vivimos cuando nos sucede. Aunque si quieres una definición que se acerque más a la realidad, ¡sólo tendrás que experimentarlo tú mismo, para saber qué es el amor! Mientras tanto, disfruta de nuestra programación especial dedicada a San Valentín el próximo viernes 14 de febrero a las 22:30. No te pierdas en Odisea el estreno exclusivo del documental «Placer y dolor: la ciencia del amor», ¡te esperamos!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,