26 de diciembre de 2019

4 cosas que puede que no sepas sobre la Navidad

Está claro que la Navidad tiene distintas formas y costumbres muy diversas alrededor del mundo. Y, está claro, que en Odisea nos encanta poner el toque de curiosidad, e incluso el toque científico, a todo. ¡Por lo que no podía ser menos con esta celebración tan mágica! A continuación, te contamos algunas curiosidades navideñas que quizás no sabías.

1. La palabra “Navidad”

No es difícil deducirlo, pero la palabra Navidad viene de Nativitas, que en latín significa nacimiento. El 25 de diciembre se celebra el nacimiento de Jesús. Esta fecha fue elegida en el año 345 como la Natividad de Cristo, aunque realmente la Biblia no concreta la fecha y la hora del nacimiento.

Hay distintas teorías acerca de por qué esta fecha y no otra. Una tradición cristiana anterior decía que «la Anunciación» (el día en el que María recibía la noticia del embarazo) era el 25 de marzo; es decir, 9 meses antes de Navidad. Por otra parte, el 25 de diciembre coincide con el solsticio de invierno, así que ya era un momento de celebración en la tradición pagana que, en honor a Saturno, festejaba la llegada del «Sol invencible«.

2. ¿Quién es Papá Noel?

Originalmente, el personaje de Papá Noel o Santa Claus estaba inspirado en el obispo cristiano Nicolás de Myra (San Nicolás), que fue conocido por su solidaridad con los más pobres.

Sin embargo, la imagen que conocemos hoy en día de Papá Noel tiene ya poco que ver con aquel obispo, ya que ha ido cambiando con distintas influencias de escritores, artistas y publicistas.

Por ejemplo, no estaba establecido el color de la vestimenta de Santa Claus, que comenzó a llamarse así en EE.UU. cuando el escritor Washington Irving deformó el nombre del santo holandés Sinterklaas (San Nicolás). El rojo típico que ya tenemos asociado a este personaje surge de la marca de refrescos Coca-Cola, que adquirió en 1930 los derechos de imagen para su uso comercial y eligió su propio color corporativo.

3. Los regalos de los Reyes Magos: Oro, incienso y mirra.

La tradición cristiana cuenta que los Reyes Magos de Oriente obsequiaron a Jesús con oro, incienso y mirra. Estos tres elementos están asociados a distintos beneficios o ideas. El oro, como ya sabemos, tiene gran valor económico y estético. El incienso, por su parte, tiene un peculiar y agradable humo aromático.

Lo curioso es que uno de los mejores regalos es el más desconocido, la mirra. La mirra es una sustancia resinosa aromática que tiene propiedades antisépticas, digestivas y antidepresivas. ¡Va a haber que apuntarla en la carta de este año!

4. Besarse bajo el muérdago

Aunque no es una tradición muy típica de nuestro país, estamos cansados de verla en películas y series. Muchos podemos pensar que es una costumbre estadounidense, pero lo cierto es que proviene de rituales celtas.

El muérdago es un arbusto que se reproduce muy rápido gracias a su fruto. Cuando los pájaros comen esta baya intentan desprenderse de ella porque es pegajosa, así que la dejan en otros árboles y comienza la germanización. Esta característica ha hecho que se relacione siempre a esta planta con la fertilidad; por ello, se comenzó a decir que el beso bajo el muérdago daba suerte a las parejas.

Y tú, ¿conocías todas estas curiosidades? Sea como sea, desde Odisea te deseamos una muy feliz Navidad.

Fuente: muyinteresante.com

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,