3 de septiembre de 2018

6 genios de la historia de la aviación

¿Sabes qué tienen en común los hermanos Wright, Charles Lindbergh, el Barón Rojo, Antoine de Saint-Exupéry, Amelia Earhart o David McCampbell? Todos ellos desafiaron la Ley de la gravedad y fueron maestros adelantados a su tiempo.

Si te gusta el mundo de la aviación, estos son seis nombres que han hecho historia y que deberías conocer.

1.- Los hermanos Wright. Todo empieza con ellos. Orville y Wilbur fueron dos genios. Así, sin más. Ninguno de los dos realizó estudios universitarios, pero tenían una gran capacidad de observación y analítica, grandes dotes para la mecánica, capacidad de aprendizaje y una especial habilidad para desarrollar inventos. Con el dinero que ganaban en su propio negocio de fabricación y reparación de bicicletas, llamado Wright Cycle Co., crearon su propia revista y financiaron sus inventos. Su punto de mira siempre estuvo en el cielo. Invirtieron su dinero y su ingenio en ello, hasta que finalmente lo consiguieron: el 17 de diciembre de 1903 realizaron el primer vuelo con motor. Recorrieron unos 37 metros en 12 segundos en su Flyer I, un avión hecho de madera y tela, y un motor de 12 caballos de potencia. ¡Comenzaba así la historia de la aviación!

2.- El Barón Rojo. Manfred von Richthofen es una auténtica leyenda de los cielos. Durante la Primera Guerra Mundial, von Richthofen llegó a ser un gran piloto de cazas, y consiguió derribar ochenta aviones enemigos, convirtiéndose en un as de ases ¡Todo un récord!. Es curioso que el Barón Rojo comenzara su carrera militar durante la Gran Guerra como soldado de caballería. Después fue destinado al servicio aéreo y pasó de un caza Albatros DII al famoso Fokker DRI. Sin embargo, Richthofen fue derribado el 21 de abril de 1918 en el norte de Francia, mientras perseguía a su “víctima” 81. Aún hoy, los historiadores no se explican las circunstancias de su muerte.

3.- Lindbergh y el Espíritu de San Luis. Charles Lindbergh realizó, el 20 de mayo de 1927, una auténtica hazaña y se convirtió en el primer piloto (y ser humano) en cruzar el Atlántico, en un vuelo sin escalas. Tenía 25 años y su pasión por la aviación le llevó a realizar este gran reto en solitario: recorrió los 5.793 Km que separan Nueva York de París en tan solo 33 horas y media, en un avión bautizado como el Espíritu de San Luis. Este joven tenía ya muchas horas de vuelo y de experiencia ya que había sido piloto de acrobacias. Se graduó en la escuela de vuelo de la armada donde se enroló, y de ahí pasó a trabajar para el servicio postal aéreo de los Estados Unidos. Fue un ejemplo de valentía en una época dorada para la aviación.

4.- Amelia Earhart. Esta piloto estadounidense fue una niña inquieta y audaz, y una mujer valiente, adelantada a su tiempo. Desde muy pequeña se interesó por el mundo de la aviación y durante la Gran Guerra fue voluntaria atendiendo pilotos heridos en Canadá. En 1920 durante un espectáculo aéreo consiguió montar en un avión. A partir de entonces, y durante su corta carrera, no dejó de cosechar marcas y batir récords, como el de altitud en 1922, convirtiéndose además, en la primera mujer que realizó en solitario la travesía del Atlántico. Desapareció el 2 de julio de 1937 en el Pacífico, intentando realizar una de las mayores hazañas hasta la fecha: convertirse en la primera mujer que volase alrededor del mundo, por la línea del ecuador.

 

5.- Antoine de Saint-Exupéry. Se le conoce por su carrera como escritor, especialmente por su famosa fábula infantil El Principito, (¿te lo has leído, verdad?). Curiosamente la mecánica y la aviación fueron las primeras pasiones de este autor nacido en Lyon, aunque cada etapa de su carrera como piloto estuvo estrechamente ligada a sus publicaciones. Al finalizar el servicio militar se hizo piloto  del servicio postal francés. Viajó por el norte de África, Dakar y el desierto del Sahara, y después fue enviado a Argentina, para volar más tarde hasta Rusia, España, Estados Unidos, etc; y publicó un gran número de títulos como Vuelo nocturno o Tierra de hombres. Saint Exupéry participó en la II Guerra Mundial como piloto de reconocimiento fotográfico y murió en una misión, en 1944.

6.- David McCampbell. Este piloto americano fue otro as de ases. Corría el mes de octubre de 1944. El Pacífico Sur vivía lo más crudo de la guerra. La armada de los Estados Unidos sufrió un ataque del imperio nipón contra el portaaviones USS Essex. Este ataque pilló por sorpresa a la armada americana, pero un piloto, el capitán David McCampbell, se subió a un caza modelo Hellcat y se lanzó contra la escuadra nipona. Sólo tenía una oportunidad y su baza eran las seis ametralladoras calibre 50 y 2500 proyectiles de su caza. En menos de una hora consiguió derribar 9 aviones enemigos, logrando la retirada japonesa. McCampbell recibió la Medalla de Honor a la valentía y estableció un récord que nunca ha sido igualado.

¿Qué te han parecido las historias de estos pioneros en el cielo?

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,