Serbia salvaje

Con un tamaño ligeramente inferior a Portugal, Serbia destaca en pleno corazón de los Balcanes por una gran variedad de vida salvaje y un gran legado cultural, un país de tradiciones y folclore en el que se adivinan influencias tanto de Oriente como de Occidente. Sus frondosos bosques, sus lagos y sus montañas son el hogar ideal de osos, linces, lobos, urogallos, chacales y buitres. Además, Serbia posee algunos de los paisajes más espectaculares de Europa, como las Puertas de Hierro, uno de los desfiladeros más imponentes del continente, Ðavolja Varo¿, una formación rocosa con más de doscientas pirámides de tierra roja, o Deliblatska Pe¿cara, el terreno arenoso más grande de Europa. Odisea te lleva a conocer el lado más salvaje de Serbia, un país con espacios místicos en los que se perpetúan especies animales y vegetales ya extintas en buena parte del continente.

compártelo en: