Polonia salvaje

Con una superficie de poco más de trescientos mil kilómetros cuadrados, más o menos como Italia, Polonia es un país de una belleza natural tan inconmensurable como desconocida. Enormes dunas móviles a los pies del Báltico, miles de lagos en el paisaje de ensueño de Masuria, los complejos ecosistemas acuáticos que se forman al paso de los ríos Biebrza y Narew, bosques primitivos cargados de misticismo o los escarpados riscos de los Montes Tatra al sur, son algunas de las maravillas naturales más destacadas de Polonia. Ningún otro país de Europa tiene más kilómetros de parques nacionales, lo que lo convierte en un paraíso para infinidad de especies de aves en su época de cría, y en el último bastión de supervivencia para algunos animales ya desaparecidos en el resto de Europa, como los bisontes, las cigüeñas negras o los alces. Odisea te ofrece un documental que muestra el lado más salvaje de Polonia, uno de los últimos reductos de naturaleza virgen de Europa.

compártelo en: