Muñecas sexuales

Las muñecas sexuales (Love Dolls) han cambiado desde las primeras versiones hinchables. En los últimos años han evolucionado hacia unas muñecas de tamaño natural, fabricadas en una silicona de gran calidad, hiperrealistas, y cuyos precios pueden llegar a los treinta mil euros. Para algunas personas simplemente son la compañía perfecta. Hay una comunidad creciente de personas, casadas y solteras, que acogen a estas muñecas en su hogar. El director Dave Hockey ha preparado un desenfadado documental para tratar de desmontar muchos de los estereotipos preconcebidos que rodean a los propietarios de estas muñecas sexuales de última generación. ¿Lo habrá conseguido?

compártelo en: