Hungría salvaje

Hungría es, probablemente, el país de Europa más influenciado por el ritmo cambiante de sus ríos. A lo largo de su historia, sus habitantes han aprendido a lidiar con inundaciones y sequías. Al este del país está la Puszta, la gran llanura húngara, un lugar en el que el pastoreo de ganado vacuno y caballar está en plena vigencia. Es también el hogar del águila de cola blanca. El centro del país está marcado por el Danubio, un ecosistema de humedales y bosques en el que proliferan ciervos, nutrias, un gran número de aves y dos peces curiosos, el siluro y una especie de carpa llamada aspio. Al oeste podemos encontrar el lago Balatón, el más grande de Europa Central, un lugar idílico para muchas aves. Odisea te ofrece un documental que muestra el lado más salvaje de Hungría, un paraíso natural que se modula en torno a la cadencia voluble de sus aguas.

compártelo en: