Fronteras Hi Tech

Durante la última década, la industria militar europea ha multiplicado su gasto. Las empresas armamentísticas han convencido a la Unión Europea para militarizar sus 9.000 km de fronteras terrestres. El motivo no es otro que protegerlos contra una amenaza cuya gravedad es prácticamente imposible de verificar: la inmigración ilegal. Las fronteras europeas se han convertido en zonas militarizadas, pero también han entrado de lleno en una batalla al más alto nivel con Estados Unidos e Israel: la carrera por dominar la industria de la vigilancia de las fronteras. No te pierdas esta escalofriante investigación global sobre la tecnología aplicada a la vigilancia de las fronteras, un enorme negocio mundial donde Europa no está dispuesta a renunciar a su parte.

compártelo en: