El viaje de los leones

A lo largo de los años, Kevin Richardson ha logrado establecer un increíble vínculo de confianza y entendimiento con algunos de los depredadores más temibles de África. Ahora se enfrenta al gran reto de trasladar 28 leones y 14 hienas a un nuevo emplazamiento en el límite de Dinokeng, una reserva en Sudáfrica que abarca una superficie de 18.000 metros cuadrados. Moviéndolos regularmente a nuevos recintos y animándoles a explorar y a establecer nuevos territorios como lo harían en la naturaleza, Kevin quiere prevenir el desarrollo de conductas de frustración y aburrimiento, algo que sin duda repercutiría en la calidad de vida de los animales y en su propia seguridad. Por delante le espera un trabajo de planificación enorme en el que también entra el diseño de los nuevos recintos y la obtención de los permisos pertinentes. Después de semanas de duro trabajo por fin llega la hora de la verdad, el momento de máxima tensión del proyecto: Kevin tiene que ser capaz de comprender las características individuales de los animales para moverlos con seguridad, especialmente a aquellos que no sienten gran predilección por las cuatro ruedas.

Compártelo en: