El verano del oso polar

Un oso polar retozando en un exuberante paisaje floral no es una estampa demasiado habitual. Sin embargo, ocurre una vez al año en la bahía de Hudson, en Canadá. Cuando llega la primavera, el deshielo de la bahía atrapa a los osos polares en la costa durante aproximadamente cinco meses. Este es un lado desconocido en la vida de estos depredadores del Ártico. Mientras esperan la llegada de los hielos a finales del otoño, los osos polares tratan de adaptarse, cazar, y jugar en un mundo que no podría ser más diferente a sus hábitats habituales. ¿Cómo consiguen sobrevivir? ¿De qué se alimentan? ¿Podría ser la prueba fehaciente de que estos animales están mejor adaptados de lo que creíamos para afrontar el cambio climático?

compártelo en: