El caballo salvaje de las marismas

En la región francesa de la Camarga, el delta del Ródano forma una de las reservas naturales más ricas de Europa. Es un lugar de una belleza inconmensurable, el hogar de un caballo autóctono que vaga libremente en un estado casi salvaje, y que vive al ritmo de las estaciones, de sus necesidades y de su territorio. Potentes, enérgicos y veloces, los caballos de la Camarga viven en grupos en una vasta extensión pantanosa que comparten con muchas otras especies, entre las que se incluyen toros, nutrias, flamencos rosados y otras aves zancudas. Alimentados por la generosidad de la naturaleza, los caballos de la Camarga también están protegidos por la mano distante y comprensiva de sus guardianes, unos jinetes avezados que viven en estos espacios abiertos como auténticos vaqueros del Mediterráneo. Grabado durante todo un año con cámaras de última generación, Odisea te ofrece un documental que nos muestra con todo lujo de detalles el comportamiento de los caballos salvajes de la Camarga.

compártelo en: