Rocket Fuel

Edén, en el corazón del desierto rojo

16:21h

sábado, 05/08/2017

El desierto del Namib tiene las dunas más altas del mundo, cuenta con más de tres mil especies de plantas y una rica fauna en la que no faltan elefantes, antílopes, leones, jirafas o rinocerontes. Buena parte de esta próspera situación se debe a un programa de conservación único en África, en el que la gestión de áreas protegidas ha sido confiada a la población local, y en particular a los Himbas, el grupo étnico dominante del desierto. Hoy en día, lo único que amenaza realmente al Namib son los proyectos mineros, cada vez más ambiciosos. Atravesamos el desierto de norte a sur compartiendo la difícil vida cotidiana de sus habitantes, y descubriendo la importancia de este rico pero frágil jardín del edén. Durante el viaje esperamos encontrar al residente más discreto y misterioso del Namib, el león del desierto.

compártelo en: