Drones: la guerra sucia de Obama

23:54h

lunes, 27/03/2017

martes, 28/03/2017 02:39h

lunes, 03/04/2017 13:19h

lunes, 03/04/2017 20:57h

Los drones son armas perfectas para combatir el terrorismo. Eso es, al menos, lo que afirma el gobierno de Estados Unidos. Según los altos mandos, estos aparatos tienen una precisión quirúrgica, no ponen en riesgo la vida de los soldados y evitan daños colaterales y bajas civiles. Pero, ¿es realmente cierto? Esta investigación se acerca a casos concretos en Yemen y Pakistán donde los ataques con drones han causado más bajas que las que admiten los norteamericanos. En Yemen fueron asesinados 6 sospechosos de terrorismo, cuando en realidad dos de ellos eran un estudiante taxista y un profesor. En Pakistán hay imágenes inéditas que muestran a civiles, incluyendo niños, siendo atacados y heridos por un ataque con drones. Algunas fuentes señalan que sólo en Pakistán ha habido más de 3.000 muertes civiles por esta nueva forma de asalto. Y en algunos casos, los ataques se han producido sin tener pruebas sobre la vinculación terrorista del sospechoso, ni siquiera sus nombres. Varias organizaciones de derechos humanos han empezado a lanzar acusaciones de crímenes de guerra e infracciones de leyes internacionales. Quizá haya llegado la hora de escucharles.

compártelo en: