Aviones de la Guerra Fría

Viernes 16, 22:50

El motor de reacción es uno de los inventos más importantes del siglo XX, un triunfo de la ingeniería surgido de un conflicto, la Segunda Guerra Mundial, que revolucionó el mundo y aceleró el ritmo de la sociedad. A pesar de la grave crisis económica que asoló Europa durante la posguerra, los británicos guardaban un as en la manga, una innovación tecnológica que les permitía tener esperanza de cara al futuro: la industria de los reactores aplicada a la aviación. En poco tiempo se convirtió en un lucrativo negocio de exportación para las arcas del estado, llevando los límites de la ciencia cada vez más lejos hasta romper la barrera del sonido. Sin embargo, en plena Guerra Fría, para las superpotencias también se convirtió en el foco de una intensa rivalidad y una obsesión enfermiza, el caldo de cultivo perfecto para desencadenar un holocausto nuclear. Los reactores se convirtieron en objeto de un espionaje encarnizado y en la tecnología más deseada de la época. Odisea te ofrece una serie que explora el papel vital que jugó la tecnología del motor de reacción durante la Guerra Fría y su capacidad para adaptarse a la aterradora realidad de la nueva era.

Compártelo en: