Alerta máxima: la frontera norte de EEUU

Dinero, drogas, armas. Todos los días cruzan de manera ilegal la frontera entre Canadá y EEUU. Esta frontera, de más de 5.000 kilómetros de largo, se ha convertido en un paso habitual para contrabandistas, criminales y terroristas. No tiene defensas ni puestos militares. Y es casi imposible de controlar. Los agentes del departamento de seguridad nacional norteamericano, armados con la última tecnología, patrullan los puestos de control por tierra, mar y aire. Intentan por todos los medios dar caza a los criminales y mantener los Estados Unidos a salvo de amenazas terroristas.

compártelo en: