3 de abril de 2017

Su Kalashnikov, gracias

Curiosos souvenirs en un Aeropuerto de Moscú

La identidad del pueblo ruso puede presumir sin tapujos de ser única y exótica si uno se ciñe a los cánones de la Europa más occidental. En Rusia todo es diferente: los coches, la comida, el deporte, el arte, la música o los hobbies en los que emplean el tiempo libre.

También son distintos los objetos que simbolizan el estatus en esa sociedad o los iconos que los rusos enarbolan con orgullo.

Kalashnikov lleva poniendo banda sonora y balística a los tiroteos de casi todo el planeta desde el año 1948. El recorrido del logo ruso empezó en las tropas de la Unión Soviética con el mítico AK-47, se extendió por los países comunistas con los que la URSS mantenía una relación de dependencia y se ha esparcido por todo el mundo entre tropas y ejércitos insurgentes de todo pelaje. Han sido casi 70 años de, para bien o para mal, ayudar a escribir la historia universal.

El hito más reciente de Kalashnikov llega en forma de souvenir. El fabricante ruso de armas cuenta desde hace unos pocos meses con una tienda de recuerdos en Sheremetyevo, el aeropuerto más grande de Moscú. Se trata de una superficie de 58 metros cuadrados dedicada en exclusiva a la marca rusa y está situada en la terminal Aeroexpress del aeródromo moscovita.

¿No se lo está poniendo Kalashnikov demasiado fácil a los secuestradores de aviones? No, por suerte para todos. La tienda de Kalashnikov se limita a ofrecer a los clientes réplicas de plástico de sus armas más icónicas así como bolsas y mochilas, fundas de móvil, gorras y otros objetos de recuerdo con el logo rojo y blanco del fabricante de armas.

La marca vende también ropa de caza fabricada bajo la marca Baikal y diversas prendas de vestir entre la que destaca una nada discreta camiseta con el lema «I love AK». Y no, no se refieren al icono ruso del baloncesto Andrei Kirilenko que, para más guasa, llevaba el dorsal 47 a su espalda y tenía como sobrenombre AK-47.

Como explica el directo de marketing de la empresa Vladimir Dmitriev, «Kalashnikov es una de las marcas que primero aparece en la mente de muchas personas cuando piensan en Rusia. Por eso, estamos muy felices de dar a cualquiera que visite Rusia la oportunidad de llevarse un recuerdo con el logo de Kalashnikov».

En cualquier caso, que nadie descarte la posibilidad adicional de llevar a casa una botella de vodka y un juego de muñecas matrioskas. Son recuerdos que siguen triunfando en hogares del todo el mundo.

Etiquetas: , ,