20 de enero de 2017

Un indigente construye su cámara con deshechos y llega a los museos

Miroslav Tichy vivió prácticamente toda su vida en una humilde chabola en Kyjov (República Checa) y a pesar de no tener recursos económicos se las ingenió para construir una cámara de fotos con deshechos recogidos de la calle.

tichy2

Miroslav fue un veterano de la Segunda Guerra Mundial quién dejó la Escuela de Bellas Artes de Praga tras prohibir a las mujeres posar como modelos, sustituyéndolas por obreros vestidos con trajes de faena.

Tras años recolectando latas, vidrios y cajas de la calle decidió darles un uso y comenzar a construir una cámara de fotos. Una caja metálica, brea para impedir el paso de la luz, un tubo de metal o cartón y unos vidrios pulidos se transformaron en una cámara de fotos con la que Miroslav comenzó a retratar mujeres que pasea por la calle o subiéndose al autobús. Las fotografías siempre están borrosas y sobreexpuestas dada las pésimas condiciones en las que revelaba los negativos y posteriormente los exponía sobre el papel.

1012875164_58854e7900_o

Estas características no dan sino más aire misterioso a sus imágenes con un toque voyeur , tanto que en el año 2000 Harald Szeemann, crítico de arte, le descubre y organiza su primera exposición en la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla en 2004. Desde ese momento ha expuesto en numerosas salas y museos como el Pompidou de París o el ICP de Nueva York.

Miroslav Tichy falleció en 2011 con 84 años y jamás quiso acudir a ninguna de sus exposiciones, pero quiénes le conocieron aseguran que sólo ver sus fotografías en los catálogos de las exposiciones fueron la mayor recompensa a su dura vida.

Aquí os dejamos algunas de sus fotografías.

16600-480-338

Fuente: UPSOCL